CASA MUDA 1 (casa mas trabajo)

Zapata-Jauregui

Esto no es una casa. Si pretendemos que un sistema de generación de viviendas incite el desarrollo socioeconómico y cultural de quien la habita, no debemos conformarnos con una arquitectura donde los crecimientos a partir de la etapa inicial se establezcan en forma unívoca, condicionando el uso del territorio habitable y su versatilidad espacial, su consolidación tecnológica y lingüística, y su finalidad funcional y estética. Para esto, el proyecto de viviendas se plantea bajo una idea de casa + trabajo, donde se promueve que las viviendas no sean donadas, sino que se entregue el inmueble en usufructo hasta que pueda ser reintegrado el valor de costo en forma paulatina, a partir de la plusvalía generada en un espacio de trabajo sito en el propio solar de la vivienda.

plantas

vista interior

vista patio

conjunto después de 10 años

conjunto inicial

vista patio

conjunto después de 10 años

conjunto inicial

Contexto

Los agrupamientos planteados en este concurso no se presentan como los únicos posibles para esta vivienda, sino que corresponden a una selección de posibilidades para una manzana particular de 86,60 mts. X 200 mts. y dos manzanas tradicionales de 86,60 x 86,60. Todas las viviendas poseen acceso vehicular (las que tienen frente interno ingresan a través de una calle peatonal y vehicular al interior del conjunto) y tanque de agua común al conjunto, pensado como hito contenedor de agua, de una altura tal que funcione como señalamiento de los extremos del espacio público. La forestación se plantea como el principal elemento regulador del espacio público, ya que su coste es considerablemente bajo con respecto a otros elementos de equipamiento urbano.

Investigación

Resignificación de la terraza como forma de casa + trabajo. El habitante es incentivado a trabajar en este espacio (manteniendo el patio como expansión tradicional) obteniendo una remuneración que le permite pagar la vivienda que le fue otorgada. Explorar la flexibilidad que permite la trama estructural.

Materia

La interrelación entre el lenguaje popular y la arquitectura testimonial es una dicotomía que nos enfrenta cotidianamente a nuestros propósitos. En este proyecto, la planta baja actúa como basamento unificador de la trama urbana donde, y la planta alta como escenario donde los propietarios pueden elevarse con sus gustos particulares, acentuando la heterogeneidad simbólica propia de nuestra época.

Sistema

Se plantea un núcleo inicial que permite crecimientos en forma longitudinal al terreno, teniendo acceso inmediato al patio (que podría funcionar como soporte para actividades al aire libre directamente conectadas con la calle). La flexibilidad de uso permite tener todas las virtudes del espacio habitable a disposición del usuario, encausando las posibilidades por medio de recursos simples, de fácil apropiación y utilidad, logrando que las áreas publicas o privadas se ubiquen hacia el frente o fondo del terreno según la necesidad o gusto.

Vínculos

Al tratarse de un conjunto donde cada uno de los habitantes mira la espalda de su vecino, se genera una especie de certamen donde entran en competencia los progresos, las frustraciones, los aciertos y los fracasos: “si él construye una habitación más, ¿porque yo no puedo hacerlo?”; “si ella pintó de turquesa las ventanas, ¿porqué no pintar la puerta de fucsia?”. De esta manera, la personalización de cada unidad de vivienda acrecienta las virtudes espaciales y estéticas del conjunto, logrando una especie de inestabilidad formal altamente sugerente.

Autores: Leonardo Jauregui, Leandro Zapata

Colaboradores: Marcos Calvari